"YO SOY TU AMIGO Y HERMANO"

martes, 8 de diciembre de 2009

LENGUA Y LITERATURA

INSTITUCION EDUCATIVA INTEGRADO ALDEA DEL NIÑO
“BEATO JUNIPERO SERRA”
AREA : LENGUA Y LITERATURA
DOCENTE : APONTE SALDAÑA Y.

EL PRONOMBRE

María practica varios deportes.
Ella es una gran deportista.
En las dos oraciones anteriores nos referimos a la misma persona (María). En la primera decimos su nombre; mientras que en la segunda utilizamos un pronombre: ella.
Pronombres son las palabras que señalan o representan a personas u objetos, o remiten a hechos ya conocidos por el hablante y el oyente. Podríamos decir que son palabras que sustituyen a los nombres.

CLASES DE PRONOMBRES
Personales
Numerales
Demostrativos
Interrogativos
Posesivos
Exclamativos
Indefinidos
Relativos
Pronombres personales
Yo leo un libro.
Tú lees un libro.
Ella lee un libro.
Nosotros saltamos.
Vosotras saltáis.
Ellos saltan.
Las palabras destacadas en la tabla anterior se refieren a personas que realizan una acción cuyos nombres no se mencionan. Son pronombres personales. Pueden ser de tres clases:
Persona
Remiten, señalan o se refieren a...
Ejemplos
Primera
La persona que habla o escribe.
yo, nosotros, nosotras
Segunda
La persona con quien se habla (la que escucha) o a la que se escribe.
tú, vosotros, vosotras
Tercera
La persona o cosa de quien se habla o escribe.
él, ella, ellos, ellas
Además de los pronombres personales citados en los ejemplos de la tabla anterior, a los que llamamos pronombres personales sujeto, hay otras formas que se refieren a personas u objetos que reciben una acción o participan de ella. Son los pronombres personales de objeto.

He comprado un libro. Lo he comprado. (El libro)
He leído una revista. La he leído. (La revista)
Regalé un pastel a mi hermano. Le regalé un pastel. (A mi hermano)
Compré una revista a mis padres. Les compré un revista. (A mis padres)
Hay veces en las que utilizamos de forma incorrecta los pronombres la, la, los, las, le, les de forma incorrecta. Estas incorrecciones se llaman leísmo, laísmo y loísmo.Se produce leísmo si utilizamos le o les cuando deberíamos utilizar lo, la, los o las.
Coge el libro.
Cógelo.
Cógele.
Correcto
Incorrecto
El leísmo está permitido cuando se refiere a personas.
Vi a Manolo ayer.
Lo vi ayer.
Le vi ayer.
Correcto
Admisible
Se produce loísmo cuando usamos lo y los en lugar de le y les. Casi nadie es loísta.
Dio el libro a Luis.
Le dio el libro
Lo dio el libro.
Correcto
Incorrecto

PRONOMBRES PERSONALES

Sujeto
Objeto

Sin preposición
Con preposición
1ª persona
yo
me, conmigo

S
i
n
g
u
l
a
r
2ª persona

te, contigo
ti, usted
3ª persona
él, ella, ello
se, consigo, le, lo, la

1ª persona
nosotros, nosotras
nos
nosotros, nosotras
P
l
u
r
a
l
2ª persona
vosotros, vosotras
os
vosotros, vosotras
3ª persona
ellos, ellas
se, los, las, les
ellos, ellas

LOS PRONOMBRES DEMOSTRATIVOS remiten a nombres indicando proximidad o lejanía respecto a las personas que hablan y escuchan.
Éste estudia mucho.
Ése canta muy bien.
Aquél es nuevo.

PRONOMBRES DEMOSTRATIVOS

SINGULAR
PLURAL
Masculino
Femenino
Neutro
Masculino
Femenino
éste
ésta
esto
éstos
éstas
Cercanía
ése
ésa
eso
ésos
ésas
Distancia media
aquél
aquélla
aquello
aquéllos
aquéllas
Lejanía
Pronombres posesivos
Los pronombres posesivos señalan a un nombre y además indican si el objeto pertenece a una o varias personas que se llaman poseedores.
Tu reloj se parece al mío.
La nuestra es más cariñosa.

PRONOMBRES POSESIVOS
Un solo poseedor
Varios poseedores
1ª persona
2ª persona
3ª persona
1ª persona
2ª persona
3ª persona
mío
tuyo
suyo
nuestro
vuestro
suyo
Singular
Masculino
míos
tuyos
suyos
nuestros
vuestros
suyos
Plural
mía
tuya
suya
nuestra
vuestra
suya
Singular
Femenino
mías
tuyas
suyas
nuestras
vuestras
suyas
Plural
Pronombres indefinidos
Son pronombres indefinidos los que señalan a personas o cosas de forma imprecisa, pues son difíciles de limitar o precisar con exactitud.
Varios sabían algo.
Muchos no sabían nada.

PRONOMBRES INDEFINIDOS
Singular
Plural
Masculino
Femenino
Neutro
Masculino
Femenino
un, uno
una
uno
unos
unas
algún, alguno
alguna
algo
algunos
algunas
ningún, ninguno
ninguna
nada
ningunos
ningunas
poco
poca
poco
pocos
pocas
escaso
escasa
escaso
escasos
escasas
mucho
mucha
mucho
muchos
muchas
demasiado
demasiada
demasiado
demasiados
demasiadas
todo
toda
todo
todos
todas



varios
varias
otro
otra
otro
otros
otras
mismo
misma
mismo
mismos
mismas
tan, tanto
tanta
tanto
tantos
tantas
alguien



nadie



cualquier, cualquiera

cualesquiera
quienquiera

quienesquiera
tal

tales


demás
demás
bastante
bastantes

Pronombres numerales
Son los que informan con exactitud de cantidades y órdenes de colocación referidos a nombres, pero sin mencionarlos.
Tengo doce.
He llegado el duodécimo.
Te ha servido el triple de lo normal.

CLASES DE PRONOMBRES NUMERALES
Cardinales
Informan de una cantidad exacta.
Quiero cuatro.
Ordinales
Informan del orden de colocación.
Quiero el cuarto.
Fraccionarios
Informan de particiones de la unidad.
Quiero la mitad.
Multiplicativos
Informan de múltiplos.
Quiero el doble.
Pronombres relativos
Los pronombres relativos se refieren a un nombre ya citado en la oración, llamado antecedente, sin necesidad de repetirlo.
Ayer recibí la carta.
Me enviaste una carta.
Ayer recibí la carta que me enviaste.

PRONOMBRES RELATIVOS
que, el cual, la cual, lo cual, los cuales, las cuales, quien, quienes, cuyo, cuya, cuyos, cuyas, donde.
Pronombres interrogativos y exclamativos
Los pronombres interrogativos expresan preguntas a la vez que señalan nombres.
¿Qué te vas a poner?
¿Cuántos has leído?
¿Por qué vienes?
Los pronombres exclamativos expresan exclamaciones a la vez que hacen referencia a nombres.
¡Qué de goles!
¡Cuánto ganas!

PRONOMBRES INTERROGATIVOS Y EXCLAMATIVOS
qué, cuánto, cuánta, cuándo, cuál, cuáles, dónde, quién, quiénes...




CUENTOS FANTÁSTICOS Y REALES

LENGUA ESPAÑOLA
Apuntes de la Prof. Yolanda , Aponte Saldaña.
(tomados de diversas fuentes)

Elementos para el análisis sintáctico


LENGUA – ANÁLISIS SINTÁCTICO

ORACIÓN:
Palabra o grupo de palabras que expresan un pensamiento con sentido completo.
Menor unidad del habla con sentido completo e independencia sintáctica.
Unidad mínima del habla con sentido propio, formada por una o más palabras y determinada por la entonación y la puntuación.

PROPOSICIÓN:
Si dos o más oraciones independientes se unen o coordinan mediante signos de puntuación, o mediante las conjunciones “y”, “o”, “pero”, etc., forman una oración mayor, y entonces cada una de ella se llama “proposición”. Cada proposición tiene sentido completo pero no independencia sintáctica.

NEXOS COORDINANTES:
Son los que se usan para unir elementos (proposiciones, sustantivos, verbos, etc.). Ej.: y, e, ni, o, u, pero, mas, sino, etc.

TIPOS DE ORACIONES SEGÚN LO QUE EXPRESAN:
Enunciativas: afirman o niegan algo. Llevan el verbo en modo indicativo.
Desiderativas: expresan un deseo.
Exhortativas: indican un ruego o una orden.
Dubitativas: indican duda.
Interrogativas: formulan preguntas.
Exclamativas: expresan las impresiones de nuestro ánimo: alegría, enojo, emoción, etc.

TIPOS DE ORACIONES SEGÚN SU ESTRUCTURA SINTÁCTICA:
· Bimembres: tienen un sujeto (persona o cosa de la que se habla) y un predicado (lo que se dice del sujeto).
· Unimembres: no pueden dividirse en sujeto y predicado, y carecen de verbo en forma personal.

SUJETO: Parte de la oración que indica la persona o cosa de la que se habla. Puede ser:
Expreso: está indicado en la oración.
Tácito o sobrentendido: no está indicado en la oración. También se llama “desinencial” porque lo pone de manifiesto la desinencia (terminación) del verbo conjugado.

PREDICADO: Parte de la oración que indica lo que se dice del sujeto. Puede ser:
Verbal: su núcleo es un verbo (copulativo o no copulativo) en modo personal.
No verbal: su núcleo no es un verbo

NÚCLEO DEL SUJETO: Es el nombre o sustantivo fundamental con el cual debe concordar el verbo del predicado en número y persona. Puede llevar modificadores.

NÚCLEO DEL PREDICADO VERBAL: Es el verbo en modo personal. Puede llevar modificadores.

SUJETO SIMPLE: Es el que tiene un solo núcleo.
SUJETO COMPUESTO: Es el que tiene dos o más núcleos.

NÚMERO: Puede ser:
singular (uno solo)
plural (dos o más).

PERSONA: Puede ser:
1ª (sing.: yo) (pl.: nosotros, nosotras)
2ª (sing.: tú, usted) (pl.: ustedes)
3ª (sing.: él, ella, ello) (pl.: ellos, ellas)

MODIFICADORES DEL NÚCLEO DEL SUJETO:
Modificador directo: se une al núcleo directamente, sin usar preposición. Puede ser un artículo o un adjetivo.
Modificador indirecto: se une al núcleo por medio de la una preposición. Al analizarlo se identifica la preposición (nexo subordinante) y el resto (término).
Construcción comparativa: es un modificador por el que se formula una comparación, empleando como nexo comparativo las voces “como”, “cual”, “así como”, “tal como”, y similares. También se divide en nexo comparativo y término.
Aposición: es una expresión de tipo sustantivo que modifica el núcleo del sujeto, mencionando alguna característica del mismo. Va encerrada entre comas. Es equivalente al núcleo y puede reemplazarlo.

PREDICADO VERBAL: Puede ser:
Simple: su núcleo es un solo verbo.
Compuesto: sus núcleos son dos o más verbos.

MODIFICADORES DEL NÚCLEO DEL VERBO:
Objeto directo: es en el que recae la acción del verbo. Puede ser reemplazado por uno de estos pronombres: la, las, lo, los. Si se pasa la oración a voz pasiva, se convierte en sujeto paciente.
Objeto indirecto: es el que recibe lo que indica el objeto directo. Puede ser reemplazado por uno de estos pronombres: le, les.
Circunstancial: da detalles de lugar, tiempo, modo, etc. sobre la forma en que se realiza la acción. No puede ser reemplazado por ninguno de estos pronombres: la, las, lo, los. Si se pasa la oración a voz pasiva, sigue siendo circunstancial.


PROCEDIMIENTO PARA EL ANÁLISIS SINTÁCTICO DE ORACIONES BIMEMBRES:

Se busca el o los verbos (núcleo o núcleos del predicado verbal). Sobre este o estos verbos se hacen las preguntas que siguen.
¿QUIÉN? – Se busca el núcleo o núcleos del sujeto. Se buscan sus modificadores directos (adjetivos y/o artículos) y sus modificadores indirectos (señalando su nexo subordinante y su término). En los términos de los modificadores indirectos puede haber modificadores directos y/o indirectos. Se busca si hay o no construcciones comparativas y/o aposiciones. Si las hay se las señala y analiza.
Se divide la oración indicando el sujeto y el predicado.
¿QUÉ? ¿A QUIÉN? - Se busca el objeto directo. Puede ser reemplazado por uno de estos pronombres: la, las, lo, los. Se buscan sus modificadores directos (adjetivos y/o artículos) y sus modificadores indirectos (señalando su nexo subordinante y su término). En los términos de los modificadores indirectos puede haber modificadores directos y/o indirectos.
¿A QUIÉN? ¿PARA QUIÉN? – Se busca el objeto indirecto. Puede ser reemplazado por uno de estos pronombres: le, les.
Se buscan los circunstanciales:
· ¿DÓNDE? – de lugar.
· ¿CUÁNDO? – de tiempo.
· ¿CÓMO? – de modo.
· ¿CUÁNTO? – de cantidad.
· ¿CON QUIÉN? – de compañía.
· ¿PARA QUÉ? – de fin.
· ¿ACERCA DE QUÉ? ¿SOBRE QUÉ? – de tema.
· ¿POR QUÉ CAUSA O MOTIVO? – de causa.
· ¿CON QUÉ? – de instrumento.
· “sí”, “ciertamente”, “en efecto”, … - de afirmación.
· “no”, “nunca”,… - de negación.
· “quizá”, “acaso”,… - de duda.
· ¿HACIA DÓNDE? ¿DESDE DÓNDE? - de dirección.
· Etc.

PREPOSICIONES:
A, ante, bajo, cabe, con, contra, de, desde, en, entre, hacia, hasta, para, por, según, sin, so, sobre, tras.

ARTÍCULOS:
Determinantes o definidos: el, la, los, las.
Indeterminantes o indefinidos: un, una, unos, unas.

ADJETIVOS:
Calificativos: bueno, buenote, buenito, buenazo, salteño, rojo, albiceleste,…
Determinativos: mi, mío, este, diez, quinto, medio, doble, sendos, cada, ninguno,…

PRONOMBRES: (función: sustantivo)
Personales: yo, me, mí,…
Posesivos: mío, tuyo, suyo,…
Demostrativos: éste, ése, aquél,… (con tilde)
Indefinidos: algo, alguien, nada, poco, bastante, cuanto,…
Interrogativos y admirativos: qué, cuál, quién,… (con tilde).
Relativos: que, cual, quien, cuyo, cuya, cuales, quienes. (sin tilde).

VERBOS: Expresan:
Existencia
Estado
Acción

DERIVADOS VERBALES:

Gerundio: -ando / -iendo. Desempeñan funciones de adverbio.
Participios: desempeñan funciones de sustantivo o de adjetivo.
Activos: terminan en -ante, -ente, -iente.
Pasivos: los hay con terminaciones irregulares pero las regulares son: –ado, -ada, -ido, -ida.

ADVERBIOS: Modifican la significación del verbo, del adjetivo o de otro adverbio. Sus clases son:
De lugar: aquí, allí, cerca, lejos, fuera, delante, etc.
De tiempo: hoy, ayer, luego, temprano, todavía, después, ya, etc.
De modo: bien, mal, peor, despacio, fuerte, -mente, etc.
De cantidad: mucho, poco, demasiado, tanto, algo, etc.
De afirmación: sí, cierto, seguramente, indudablemente, etc.
De negación: no, nunca, jamás, tampoco, etc.
De duda: quizá (quizás), posiblemente, etc.
De orden: antes, después, sucesivamente, etc.
Etc.

CONJUNCIONES:
Copulativas: y, e, ni, que.
Disyuntivas: o, u, etc.
Adversativas: pero, mas, sino, aunque, siquiera, etc.
Causales: porque, pues, cuando, etc.

INTERJECCIONES: Expresan impresiones de nuestro ánimo: alegría, enojo, etc. Pueden estar formadas por una sola palabra (¡hola!) o por dos o más palabras (¡Mi Dios!). Según su significación, pueden clasificarse en:
De alegría: ¡viva!
De dolor: ¡ay!
De sorpresa: ¡oh!
De aprobación: ¡bravo!
De desprecio: ¡bah!
De aclamación: ¡hurra!
De conformidad: ¡ajá!
De pedido de silencio: ¡silencio!
De deseo: ¡ojalá!
De ánimo: ¡olé!
De enojo: ¡maldición!
De cansancio: ¡uf!
De asco: ¡puaj!
De incredulidad: ¡andá!
De llamado de atención: ¡cuidado!
De amenaza: ¡pobre de él!
De risa: ¡já!
Etc.