"YO SOY TU AMIGO Y HERMANO"

martes, 8 de diciembre de 2009

CUENTOS FANTÁSTICOS Y REALES

LENGUA ESPAÑOLA
Apuntes de la Prof. Yolanda , Aponte Saldaña.
(tomados de diversas fuentes)

Elementos para el análisis sintáctico


LENGUA – ANÁLISIS SINTÁCTICO

ORACIÓN:
Palabra o grupo de palabras que expresan un pensamiento con sentido completo.
Menor unidad del habla con sentido completo e independencia sintáctica.
Unidad mínima del habla con sentido propio, formada por una o más palabras y determinada por la entonación y la puntuación.

PROPOSICIÓN:
Si dos o más oraciones independientes se unen o coordinan mediante signos de puntuación, o mediante las conjunciones “y”, “o”, “pero”, etc., forman una oración mayor, y entonces cada una de ella se llama “proposición”. Cada proposición tiene sentido completo pero no independencia sintáctica.

NEXOS COORDINANTES:
Son los que se usan para unir elementos (proposiciones, sustantivos, verbos, etc.). Ej.: y, e, ni, o, u, pero, mas, sino, etc.

TIPOS DE ORACIONES SEGÚN LO QUE EXPRESAN:
Enunciativas: afirman o niegan algo. Llevan el verbo en modo indicativo.
Desiderativas: expresan un deseo.
Exhortativas: indican un ruego o una orden.
Dubitativas: indican duda.
Interrogativas: formulan preguntas.
Exclamativas: expresan las impresiones de nuestro ánimo: alegría, enojo, emoción, etc.

TIPOS DE ORACIONES SEGÚN SU ESTRUCTURA SINTÁCTICA:
· Bimembres: tienen un sujeto (persona o cosa de la que se habla) y un predicado (lo que se dice del sujeto).
· Unimembres: no pueden dividirse en sujeto y predicado, y carecen de verbo en forma personal.

SUJETO: Parte de la oración que indica la persona o cosa de la que se habla. Puede ser:
Expreso: está indicado en la oración.
Tácito o sobrentendido: no está indicado en la oración. También se llama “desinencial” porque lo pone de manifiesto la desinencia (terminación) del verbo conjugado.

PREDICADO: Parte de la oración que indica lo que se dice del sujeto. Puede ser:
Verbal: su núcleo es un verbo (copulativo o no copulativo) en modo personal.
No verbal: su núcleo no es un verbo

NÚCLEO DEL SUJETO: Es el nombre o sustantivo fundamental con el cual debe concordar el verbo del predicado en número y persona. Puede llevar modificadores.

NÚCLEO DEL PREDICADO VERBAL: Es el verbo en modo personal. Puede llevar modificadores.

SUJETO SIMPLE: Es el que tiene un solo núcleo.
SUJETO COMPUESTO: Es el que tiene dos o más núcleos.

NÚMERO: Puede ser:
singular (uno solo)
plural (dos o más).

PERSONA: Puede ser:
1ª (sing.: yo) (pl.: nosotros, nosotras)
2ª (sing.: tú, usted) (pl.: ustedes)
3ª (sing.: él, ella, ello) (pl.: ellos, ellas)

MODIFICADORES DEL NÚCLEO DEL SUJETO:
Modificador directo: se une al núcleo directamente, sin usar preposición. Puede ser un artículo o un adjetivo.
Modificador indirecto: se une al núcleo por medio de la una preposición. Al analizarlo se identifica la preposición (nexo subordinante) y el resto (término).
Construcción comparativa: es un modificador por el que se formula una comparación, empleando como nexo comparativo las voces “como”, “cual”, “así como”, “tal como”, y similares. También se divide en nexo comparativo y término.
Aposición: es una expresión de tipo sustantivo que modifica el núcleo del sujeto, mencionando alguna característica del mismo. Va encerrada entre comas. Es equivalente al núcleo y puede reemplazarlo.

PREDICADO VERBAL: Puede ser:
Simple: su núcleo es un solo verbo.
Compuesto: sus núcleos son dos o más verbos.

MODIFICADORES DEL NÚCLEO DEL VERBO:
Objeto directo: es en el que recae la acción del verbo. Puede ser reemplazado por uno de estos pronombres: la, las, lo, los. Si se pasa la oración a voz pasiva, se convierte en sujeto paciente.
Objeto indirecto: es el que recibe lo que indica el objeto directo. Puede ser reemplazado por uno de estos pronombres: le, les.
Circunstancial: da detalles de lugar, tiempo, modo, etc. sobre la forma en que se realiza la acción. No puede ser reemplazado por ninguno de estos pronombres: la, las, lo, los. Si se pasa la oración a voz pasiva, sigue siendo circunstancial.


PROCEDIMIENTO PARA EL ANÁLISIS SINTÁCTICO DE ORACIONES BIMEMBRES:

Se busca el o los verbos (núcleo o núcleos del predicado verbal). Sobre este o estos verbos se hacen las preguntas que siguen.
¿QUIÉN? – Se busca el núcleo o núcleos del sujeto. Se buscan sus modificadores directos (adjetivos y/o artículos) y sus modificadores indirectos (señalando su nexo subordinante y su término). En los términos de los modificadores indirectos puede haber modificadores directos y/o indirectos. Se busca si hay o no construcciones comparativas y/o aposiciones. Si las hay se las señala y analiza.
Se divide la oración indicando el sujeto y el predicado.
¿QUÉ? ¿A QUIÉN? - Se busca el objeto directo. Puede ser reemplazado por uno de estos pronombres: la, las, lo, los. Se buscan sus modificadores directos (adjetivos y/o artículos) y sus modificadores indirectos (señalando su nexo subordinante y su término). En los términos de los modificadores indirectos puede haber modificadores directos y/o indirectos.
¿A QUIÉN? ¿PARA QUIÉN? – Se busca el objeto indirecto. Puede ser reemplazado por uno de estos pronombres: le, les.
Se buscan los circunstanciales:
· ¿DÓNDE? – de lugar.
· ¿CUÁNDO? – de tiempo.
· ¿CÓMO? – de modo.
· ¿CUÁNTO? – de cantidad.
· ¿CON QUIÉN? – de compañía.
· ¿PARA QUÉ? – de fin.
· ¿ACERCA DE QUÉ? ¿SOBRE QUÉ? – de tema.
· ¿POR QUÉ CAUSA O MOTIVO? – de causa.
· ¿CON QUÉ? – de instrumento.
· “sí”, “ciertamente”, “en efecto”, … - de afirmación.
· “no”, “nunca”,… - de negación.
· “quizá”, “acaso”,… - de duda.
· ¿HACIA DÓNDE? ¿DESDE DÓNDE? - de dirección.
· Etc.

PREPOSICIONES:
A, ante, bajo, cabe, con, contra, de, desde, en, entre, hacia, hasta, para, por, según, sin, so, sobre, tras.

ARTÍCULOS:
Determinantes o definidos: el, la, los, las.
Indeterminantes o indefinidos: un, una, unos, unas.

ADJETIVOS:
Calificativos: bueno, buenote, buenito, buenazo, salteño, rojo, albiceleste,…
Determinativos: mi, mío, este, diez, quinto, medio, doble, sendos, cada, ninguno,…

PRONOMBRES: (función: sustantivo)
Personales: yo, me, mí,…
Posesivos: mío, tuyo, suyo,…
Demostrativos: éste, ése, aquél,… (con tilde)
Indefinidos: algo, alguien, nada, poco, bastante, cuanto,…
Interrogativos y admirativos: qué, cuál, quién,… (con tilde).
Relativos: que, cual, quien, cuyo, cuya, cuales, quienes. (sin tilde).

VERBOS: Expresan:
Existencia
Estado
Acción

DERIVADOS VERBALES:

Gerundio: -ando / -iendo. Desempeñan funciones de adverbio.
Participios: desempeñan funciones de sustantivo o de adjetivo.
Activos: terminan en -ante, -ente, -iente.
Pasivos: los hay con terminaciones irregulares pero las regulares son: –ado, -ada, -ido, -ida.

ADVERBIOS: Modifican la significación del verbo, del adjetivo o de otro adverbio. Sus clases son:
De lugar: aquí, allí, cerca, lejos, fuera, delante, etc.
De tiempo: hoy, ayer, luego, temprano, todavía, después, ya, etc.
De modo: bien, mal, peor, despacio, fuerte, -mente, etc.
De cantidad: mucho, poco, demasiado, tanto, algo, etc.
De afirmación: sí, cierto, seguramente, indudablemente, etc.
De negación: no, nunca, jamás, tampoco, etc.
De duda: quizá (quizás), posiblemente, etc.
De orden: antes, después, sucesivamente, etc.
Etc.

CONJUNCIONES:
Copulativas: y, e, ni, que.
Disyuntivas: o, u, etc.
Adversativas: pero, mas, sino, aunque, siquiera, etc.
Causales: porque, pues, cuando, etc.

INTERJECCIONES: Expresan impresiones de nuestro ánimo: alegría, enojo, etc. Pueden estar formadas por una sola palabra (¡hola!) o por dos o más palabras (¡Mi Dios!). Según su significación, pueden clasificarse en:
De alegría: ¡viva!
De dolor: ¡ay!
De sorpresa: ¡oh!
De aprobación: ¡bravo!
De desprecio: ¡bah!
De aclamación: ¡hurra!
De conformidad: ¡ajá!
De pedido de silencio: ¡silencio!
De deseo: ¡ojalá!
De ánimo: ¡olé!
De enojo: ¡maldición!
De cansancio: ¡uf!
De asco: ¡puaj!
De incredulidad: ¡andá!
De llamado de atención: ¡cuidado!
De amenaza: ¡pobre de él!
De risa: ¡já!
Etc.

1 comentario: